M A R Í A . L O R E T O . V A L E N Z U E L A pix
pix
OBRA CASA OCTOGONO   Volver
arq
  pix
Nombre Obra “Casa Octogono”
Encargo Cliente privado
Año Proyecto 2008, actualmente en construcción
Autor María Loreto Valenzuela y Ana María Valenzuela
Colaboradores Estudiantes Luis Guillermo Natera y Felipe Imhoff
Evaluación energitérmica Ingeniero Mecánico Marcelo Godoy
Proyecto Estructura Ingeniero Civil Francisco Ottone
Emplazamiento Parcela Orgánica en Quillota
Superficie construida 175 m2
Descripción Es una casa de vacaciones para tres adultos, uno de los cuales tiene dificultades motrices. Por esto se determina que el segundo piso se acceda por una rampla a nivel con la parte alta del terreno, y que tenga condiciones de confort óptimas ya que prácticamente no saldrá de la casa. Es parte del encargo que la casa tenga planta octogonal y piscina larga para nadar, se ocupen durmientes recuperados y que la vista no sea la común al norponiente de los valles infinitos si no que a los cerros inmediatos al sur, áridos en verano y verdes en las lluvias, mostrando la sorpresa de las nuevas estaciones.

Los caminos construidos para urbanizar dejaron rocas partidas y bolones de todos portes y colores. El clima es seco, asoleado y de poco viento. Se decide utilizar los bolones para calefacción mediante un muro trombe, rocas partidas para pavimentos exteriores, el aire seco humedecerlo al hacerlo circular por un muro verde interior al centro de la casa, y el calor del ambiente para crear brisas interiores por cambios de presión. Los durmientes recuperados se desechan por contener creosota que es toxico para la salud. La planta octogonal pasa de ser una complicación inicial para la distribución, a una oportunidad de disfrutar un paisaje único desde cada recinto. Y la discapacidad física transforma el segundo piso en un torreón para estar, templado, y grato a la vista.

El muro trombe es un sistema pasivo de recolección de energía, compuesto básicamente por bolones que guardan calor dentro de una caja de vidrio y hormigón, con aberturas para intercambio de calor y frío entre el interior y exterior de la casa. Para diseñar el muro trombe se tomo en consideración el clima, latitud, perdidas y ganancias de calor, material de la construcción, y superficie expuesta.

La piscina naturalizada encanta al dueño, y decide aplicar sus conocimientos en recuperación de aguas e innovación para proyectar dos estanques continuos, uno de nado y otro con plantas acuáticas. Mediante capilaridad, pendientes y un sistema eléctrico de bajo consumo se hace circular el agua para que las plantas y el sol la purifiquen, sin utilizar cloros, sales o químicos.
Galeria de Imágenes: